Saorín: “En el menor tiempo posible, se estará trabajando en la reparación del socavón de la calle Hontana”


El edil de Obras y Servicios ha confirmado en rueda de prensa que “la obra de reparación del primitivo bache fue adjudicada horas antes de producirse el imprevisto hundimiento”.

__Francisco SaorínFrancisco Saorín ha asegurado que, desde que se tuvo conocimiento del bache (hace un mes) se acordonó la zona y se procedió a los trámites para adjudicar la obra. No se acordonó la calle San Joaquín ¿porque los técnicos no previeron un hundimiento, por ello no se puede aseverar que el bache sea la causa única que dio lugar el hundimiento¿.

Cabe destacar, según explicó el concejal, que en la zona se han llevado a cabo actuaciones diversas, reparando sucesivos hundimientos, “por lo que hay que barajar una serie de condicionantes, no sólo la existencia de un bache, si no el estado del muro, estado del terreno y tipo de tierras, las reparaciones efectuadas, la antigua construcción de muro, la gran humedad provocada por un invierno lluvioso, etc.”.

Asegura que, tras el hundimiento, el Ayuntamiento y su concejalía actuaron lo más rápidamente posible. “La obra ha sido declarada de emergencia por serlo, por lo que no necesita de licitación pública y la memoria y el proyecto ya están redactados por los técnicos municipales”.

Al ser el segundo hundimiento que se produce en la zona, los técnicos municipales van a valorar el estado de toda la calle, para cerciorarse del estado de la misma, así como de todo el muro que la sustenta, y descartar cualquier hecho similar en el futuro.

“Este concejal toma decisiones al amparo de los informes de los técnicos municipales, que son los expertos en estos asuntos. Como consecuencia de las catas y, en vista del estado de conservación del muro, se toma la decisión de su demolición en todas las zonas que no se pueda garantizar la estabilidad. Con un simple golpe se puede venir abajo todo el muro, por lo que hay que sanearlo en una longitud de 40 metros desde la zona agrietada hasta la del desprendimiento y la demolición de los pretiles que cargan el muro”.

Abunda Saorín en que se valora la intervención que hay que realizar como una actuación de emergencia, al apreciarse un grave peligro para los viandantes y residentes de la zona. Los trabajos que se van a realizar son la sustitución del aglomerado de mampostería por un muro de hormigón y drenaje perimetral, para el posterior relleno y compactado y reposición de la pavimentación y mobiliario urbano. El plazo de comienzo de las obras deberá ser inferior a 10 días por la gravedad del estado de la zona, siendo el plazo de ejecución de 2 meses. El presupuesto de contrata asciende a 115.084,30 euros.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on Google+0
Puntúa esto
Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *