Presentación actos conmemorativos 50º aniversario Club Atalaya


El mismo año en que los Beatles movían sus melenas al ritmo de “All you need is love” y el Che se dejaba la vida en una sierra de Bolivia, unos jóvenes rebeldes tuvieron en Cieza un sueño de libertad. Corría el año 1967, y con la ayuda de la Iglesia posconciliar y de D. Mariano Camacho, propietario amigo de un edificio que había sido fábrica de esparto y luego pista de bolos, inauguraron un 29 de enero un local de ocio y cultura al que llamaron Club Juvenil Atalaya. 1967 fue también el año del terremoto que hizo temblar las paredes de todo el pueblo en la calima de agosto. Pero como recuerda Pepe Marín, uno de sus creadores más destacados, “otro volcán habitaba en la Cieza subterránea”, en cuyas entrañas identitarias aquellos jóvenes airados se pusieron a excavar.

RP50ANIVERSARIOPronto, en aquel local libre, no sometido a los dictados del régimen, se montó una pista de baile donde al compás y al ritmo de la nueva música del mundo (con grupos y artistas como Jawars, Dimensión o Antonio) pudieron emular las fiestas juveniles de las películas. Una pista que el resto del tiempo se transformaba en pista de deportes de grupo donde jugar al balonmano, al balonvolea, y sobre todo al futbito, organizando campeonatos que buscaban recuperar el viejo espíritu del fútbol callejero del solar de doña Adela y de los campicos de las afueras que iban siendo invadidos por las nuevas edificaciones.

Luego vino el mayo francés, el del 68, aquella revuelta cultural, social y política, de corte antiautoritario, que determinó el devenir de aquel grupo de jóvenes. Muchos fueron los que se subieron aquellos años a este barco, y desde entonces, a pesar de las tempestades, encallamientos, naufragios, y toda suerte de batallas contra los elementos, siguen sin bajarse de él.

“Nosotros somos quien somos” declaramos con orgullo en nuestro manifiesto conmemorativo del cincuenta aniversario. Hacemos nuestros aquellos versos de Gabriel Celaya para proclamar que fue el Club quien en los últimos años del franquismo dio cobijo a las organizaciones sindicales y políticas clandestinas, organizando conferencias y debates en aquella expectante actualidad política, lo que nos valió visitas intempestivas de la entonces guardia civil y delegados gubernativos.

Somos quienes en aquellos 70 apostamos por la convergencia del mundo de la cultura y del mundo obrero, creando escuelas nocturnas de alfabetización, clubes de lectura (donde circulaban los libros prohibidos), escuelas sindicales con las que difundir la legislación laboral, y consultorios de abogados laboralistas. Fuimos los que divulgamos la música de cantautores y cantantes de protesta en recitales varias veces prohibidos, con la presencia siempre de un concejal que actuaba de delegado gubernativo para controlar el contenido de las letras.

Fue el Club quien trajo a Cieza representaciones de grupos de teatro alternativos que en los 70 recorrían España con nuevas propuestas artísticas. Fue aquí donde se montaron grupos de teatro que interpretaron obras como “Jesucristo Superstar”, con cierre del local por unos días y detención momentánea de miembros del grupo durante uno de los ensayos; o “La Red”, con una gran carga simbólica y, vista desde ahora, profética.

Somos los que en agosto del 1975, en una campaña popular sin precedentes, recogimos miles de firmas contra los precios abusivos del recién estrenado Polideportivo. Los que en los años de la transición convocamos a la ciudadanía a actos de apoyo a favor de la amnistía; los que dimos la voz a las voces silenciadas de la izquierda y nos valió alguna que otra multa y cierre temporal del local.

Somos los que tras la muerte del dictador publicamos una revista titulada “Cieza y la herencia del franquismo” en la que denunciábamos los desmanes y corruptelas cometidas por el régimen en la localidad. Los que desde 1976 a 1983 organizábamos en agosto, en la Plaza de los Carros, una Feria Popular alternativa, con una mezcla explosiva de música, cine, títeres, cucañas, guiñol, exposiciones, puestos de artesanía y cantina de refrescos y tapas, con guirnaldas de bombillas y banderas de papel tricolor, que el primer año mereció una multa del Gobernador civil que sufragamos con una masiva respuesta popular.

También somos quienes creamos en los 70 el Cine Club “La Linterna Mágika” o colaboramos desinteresadamente en los 80 en la creación y puesta en funcionamiento de la Universidad Popular. Los que organizamos la campaña “Salvemos el Puento Alambre”, logrando que el Ayuntamiento aparcara su proyecto de sustituir el tradicional puente colgante por uno de vigas y cemento. Quienes reclamamos al ayuntamiento la modificación del callejero de Cieza, eliminando los nombres franquistas y reintegrando sus antiguos nombres populares. Los que en 1983 protestamos por el atentado ecológico perpetrado en el río por la Confederación Hidrográfica del Segura, intervención que acarreó la destrucción de playas fluviales y parajes con encanto. Y los que, más recientemente, hemos participado en la constitución de una asamblea local contra el fracking de Cieza para oponernos a los proyectos de exploración gasística que amenaza nuestros campos.

Somos los que nos opusimos al derribo del Lavadero de la Fuente y su enterramiento; promovimos su declaración de bien cultural, que terminó quedándose en “bien inventariable” y facilitamos en 2010 al ayuntamiento los planos y fotografías que obraban en nuestro poder para su restauración.

Somos los que en 1986 incorporamos a nuestro nombre “Ateneo de la Villa de Cieza” y dibujamos en el frontispicio de nuestro local una reproducción del “Il quarto stato”, simbolismo de un pueblo en marcha decidido a conquistar su papel histórico.

Somos igualmente quienes desde 1990 venimos organizando la Semana de Cine Mágiko cada verano (ya van 27), en la que reservamos algún día para películas no comerciales de interés, y casi siempre, otro día para cine clásico mudo con acompañamiento de música en directo. Quienes prestamos especial interés a la recuperación de la memoria histórica de la II República y de la represión franquista, organizando en abril una Semana Republicana en la que hay conferencias, exposiciones, proyecciones, publicaciones, actuaciones musicales, y durante la cual una bandera tricolor ondea sobre nuestra fachada.

Somos los que en 1994 lanzamos un nuevo proyecto de revista local con el nombre de “Trascieza”, continuación de “En Cieza”, publicada desde los 80, con artículos que indagan en los entresijos de este pueblo donde ha habitado demasiadas veces el olvido. Los que desde 2008 venimos convocando en homenaje a quien fue nuestro mentor, el Memorial Mariano Camacho, un certamen de textos literarios y de investigación, que da lugar a la publicación de la colección “Cuadernos ciezanos” con los trabajos premiados y otros textos.

Somos los que organizamos la campaña “Salvemos el viejo Convento”, consiguiendo miles de firmas de ciezanos y ciezanas que se oponían al proyecto del Ayuntamiento de derribar el convento franciscano del siglo XVIII para sustituirlo por un edificio acristalado, y somos los que promovimos la declaración del conjunto como bien de interés cultural, que finalmente prosperó tras alguna reticencia inicial, aunque luego la rehabilitación que se hizo del Convento nos dejó bastante helados (y para colmo colocaron eso de “Érase una vez”, en formato ciclópeo).

 

Ha sido el Club quien, como lugar abierto, como república de colectivos, ha acogido en su seno a la Asociación de Mujeres Ateneas, como espacio propio de las inquietudes y problemática de la mujer (con su club de lectura mensual); o la Asociación Juvenil La Empedrá, donde jóvenes inquietos retoman el espíritu originario del Club.

Y somos nosotros quienes en el año 2000 nos pusimos a la obra en montar en nuestro local un Museo del Esparto, la raíz identitaria por esencia del paisaje y de la historia obrera de Cieza, museo que inauguramos el último día de ese año y del milenio, con un amplio legado material de maquinaria herramientas y enseres, complementado con un fondo documental y fotográfico, que constituye la aportación más importante del Club Atalaya a la recuperación del patrimonio cultural de la Cieza “invisibilizada”. Un Museo convertido en 2014 en Centro de Interpretación del Esparto y su industria, con una nueva edificación financiada en parte con fondos FEDER de la Unión Europea.

Y finalmente somos los que, llegados a 2017, estamos mirando atrás reconociéndonos en cada una de nuestras distintas etapas, los estratos de esta historia que nos sustenta, y sobre la que preparamos actividades y carteles para conmemorar que seguimos estando aquí, alimentando y explorando el viejo e insaciable sueño de libertad y de cultura libertadora. Los que seguimos publicando libros y revistas y organizando periódicamente conferencias, presentaciones de libros, proyecciones, debates, conciertos, recitales poéticos… porque nada de lo que tenga que ver con la cultura y con Cieza nos es ajeno.

Después de 50 años, ternes que ternes, solo podemos decir, con palabras de Celaya, que nosotros somos quienes somos, y basta de historia y de cuentos.

En el año 1967, los Beatles rompieron todos los moldes  con la legendaria  portada del álbum: Sgt. Pepper’s lonely Hearts Club Band, una portada que se ha reproducido en infinidad de ocasiones.

Para esta efeméride, hemos concebido el cartel como un elemento deliberado de representación de muchas de los figuras definitorias del siglo XX Y XIX que a lo largo de la historia del Club han sido nuestros referentes.

Pero es tan especial este cumpleaños, que entendimos que en nuestro cartel debían estar personas muy especiales, que si bien no marcaron la Historia Universal, sí lo hicieron en la historia de nuestras vidas. Así pues, como una banda del Ejército de Salvación, con fantasiosos uniformes y en primera línea figuran Ana López (la  Chichi), Carmen Pérez Costa, Jerónimo Miralles y Paco Juliá (El Wuey) acompañados de mujeres trabajadoras del esparto anónimas, Pepe el Nano y Antonio el Tropezón, maquinista del antiguo Teatro Capitol y de la Linterna Mágika.

Así también, entre figuras del cine, la literatura, la lucha, etc…encontramos a Pilar López, Pepe Nicolo, Paco Juliá, Rafa o Miguel, entre otros.

En la zona inferior de las flores, entre plantas de esparto, están integrados los logos de los diferentes colectivos que alberga el Club y una particular versión del escudo de Cieza que dice: “Pasando la puente, la utopía está enfrente”

Para conmemorar este 50º aniversario se ha organizado una semana de actividades que da comienzo el domingo día 29 de enero, a las 12 de la mañana, a modo de encuentro de viejos y nuevos amigo/as del Club Atalaya, con una amplia exposición de fotografías y documentos, acompañado de un pequeño concierto de la banda eléctrica de los antiguos JAWHARS. Este encuentro lo remataremos con un aperitivo-almuerzo de gastronomía local.

Los actos de la semana continuarán el con un ciclo de cine de películas favoritas del Cine Club La Linterna Mágika, que recordemos que este cine club llegó a formar parte de la Federación Estatal de Cine Clubs.

Lunes 30- Los lunes al sol. Fernando León de Aranoa

Martes 31- Novecento. Bernardo Bertolucci

Miércoles 1- Un lugar en el mundo. Adolfo Aristarain

Las proyecciones serán a las 19,30h

El jueves 2, a las 20h , representación teatral de la obra “Aquí no paga nadie” de Dario Fo, a cargo del grupo Horizontes de Molina de Segura.

El viernes 3, 20 h conferencia sobre “Desafíos de la cultura contemporánea” a cargo de Francisco Jarauta, Catedrático de Filosofía de la Universidad de Murcia,

Y el sábado 4, a las 20:30 h  recital de música de autor a cargo de Luis Pastor, Lourdes Guerra y Pedro Pastor. Punto de venta de entradas; Museo del Esparto y el precio 10 euros.

     A lo largo del año, cada mes habrá una actividad conmemorativa que iremos anunciando oportunamente con antelación.

 Invitamos a los asistentes al encuentro, a traer  alguna fotografía que tengan del Club, que escanearemos al instante para devolvértela. Con ellas haremos un libro que publicaremos al final de año.

CARTEL PRIMEROS ACTOS (3)

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on Google+0
Puntúa esto
Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *